Prospectora laboral

¿QUÉ ES LA PROSPECCIÓN LABORAL?

Entre las tareas principal de la prospección laboral está la de acercar a las personas que se atienden en los diferentes servicios de inserción a las diferentes empresas del territorio.

Podríamos definir entonces a la técnica de prospección laboral como la persona que se encarga de hacer la intermediación entre las empresas que tienen necesidades de contratación y las personas que se encuentran en búsqueda activa de empleo.

Normalmente, la prospectora laboral únicamente tiene contacto directo con la persona de recursos humanos de las empresas, de manera que para poder hacer llegar las necesidades de las empresas a las personas que quieren encontrar empleo, es necesario que haya una comunicación rápida y fluida entre la técnica de prospección y la de orientación, que es al fin y al cabo, la que se encarga de preparar a la persona para que pueda acceder al mercado laboral en condiciones óptimas.

Una vez que la prospectora ha pasado estas necesidades a las técnicas de orientación, se encarga de hacer un pequeño proceso de selección analizando todos aquellos currículum vitae que le llegan, con el objetivo de verificar que todos aquellos perfiles que están interesados en cubrir la vacante reúnen los requisitos que la empresa demanda y entonces, se los hace llegar, asegurando de esta manera que las personas que se presentan reúnen los requisitos y están interesadas realmente en las condiciones que se les ofrecen.

Es importante destacar que el objetivo de la prospectora no es simplemente ayudar a cubrir una vacante, sino que el propósito (aparte de que la persona encuentre trabajo) es conseguir que la empresa esté satisfecha con el servicio de inserción para que cuando vuelva a tener necesidades de contratación recurran a ellos de nuevo y poder generara así más oportunidades para más personas.

¿CÓMO HACER UNA BUENA PROSPECCIÓN LABORAL?

Cómo hemos comentado, el primer paso para poder hacer una buena prospección laboral es conocer perfectamente cuáles son los perfiles de las personas que se está atendiendo para así, poder buscar exactamente empresas y ofertas que se dediquen a ello y, a la vez, nos aseguraremos que si encontramos una empresa que quiera contratar a alguna persona de las que estamos atendiendo, tengamos el perfil profesional que se ajusta a lo que nos están pidiendo.

Una vez sabemos los perfiles profesionales, es importante conocer las necesidades del territorio más próximo (municipio). Un claro ejemplo, si en el municipio donde nos encontramos hay muchos bares o restaurantes, seguramente, el perfil de camarera/o o cocinera/o sea muy demandado, en cambio, si este mismo municipio tiene una renta por cápita baja, es posible que la gran mayoría de establecimientos se dediquen al autoempleo y sea difícil que contraten a una persona.